GIOVANNI MENTI

0 Compartidos
0
0
0

GAMBELLARA / VICENZA / VENETO / ITALIA

Esta pequeña bodega familiar la puso en marcha a finales del s.XIX un agricultor llamado Giovanni  Menti para producir vino de consumo doméstico a la vez que cultivaba árboles frutales y verduras. No fue hasta principios de los años 1970 cuando la familia comenzó a embotellar los vinos y comercializarlos dentro de las Denominaciones de Origen Gambellara, Recioto de Gambellara y Vin Santo di Gambellara.

Desde 2002 está al frente de la producción Stefano, hijo de Gianni,  quien ha transformado la agricultura hacia la metodología orgánica y biodinámica con procesos totalmente manuales y obteniendo muy bajos rendimientos. Hoy esta familia tiene un viñedo espectacular donde reina la biodiversidad y un suelo sano y equilibrado.

Cultivan 7,5 has de viñedos en los pequeños pueblos Gambellara y Lessini, al Norte de Verona, y del famoso pueblo de Soave, y al Suroeste de la preciosa ciudad de Vicenza. Es un lugar de clima frío y húmedo, en las estribaciones de los Alpes (Dolomitas), un clima algo temperado por la influencia del mar Adriático. Las cepas crecen sobre suaves colinas onduladas y llanuras de suelos volcánicos con una gran proporción de basalto, rodeadas de  huertos y árboles frutales. Tienen  una edad entre 30 y 90 años y el sistema de conducción es el tradicional elevado de la zona conocido como “pergola veronese”, un sistema que permite conseguir más bajos rendimientos en terrenos fértiles, mayor exposición solar y evitar los problemas de enfermedades de hongos y mohos producidas por la humedad.

Con una uva de gran calidad en la bodega trabajan igualmente de forma sencilla, con fermentaciones espontáneas en los viejos depósitos de cemento que se han conservado en la bodega, sin utilizar aditivos ni levaduras seleccionadas y con estabilizaciones naturales, procesos simples y artesanales utilizados para conseguir mantener en los vinos toda la singularidad del territorio. Stefano es un gran defensor de la levadura autóctona, y como él dice “sì, si può tranquillamente vivere senza lieviti selezionati. Solo un po’ meno comodamente”.

LOS VINOS EN LA STORE

Vino Frizzante Roncaie sui Lieviti 2018 – 16,90 € – vino espumoso de estilo pétillant producido 100% con uva Garganega.  La vendimia a mano se hizo en septiembre. Las uvas se prensaron suavemente a 0,6 bar y fermentaron con sus levaduras naturales en los pequeños depósitos de cemento, donde permaneció madurando en contacto con las lías hasta diciembre. Tras este tiempo madurando, se embotelló añadiendo un poco de uva Garganega “passita” que utilizan para elaborar su vino dulce “Albina”, para que se  iniciase así, de forma natural, una nueva fermentación alcohólica más suave y delicada en la botella. Es un vino frizzante natural de perfil suave y afrutado,  de muy baja graduación, apenas 11 % vol alc. y poca sensación de gas,  vino estilo  “glu glu” perfecto para hacer un aperitivo o para tomarlo solo. Pese a tener este carácter más fácil, es un vino de complejos aromas y mucha presencia en boca, con una textura marcada ya que no tienen ningún tipo de filtrado ni clarificado. Es ácido y sabroso, de sutiles aromas a fruta de hueso, a cítricos como mandarina Clementina, a pan y levaduras, a cedro, a hierbas aromáticas de monte y a flores blancas… profundos sabores que acaban con un  final de boca  salado y ligeramente amargo.

Monte del Cuca Bianco 2017 – 25,29 € – este vino blanco es una bomba de vino de estilo ámbar/ orange elaborado con uva Garganega cosechada a mano en la primera quincena de octubre. En la bodega los racimos se despalillaron y las uvas pasaron a fermentar con levaduras nativas, en contacto con sus pieles y sin control de temperatura en los depósitos de cemento. Tras la fermentación, ha estado en los depósitos con sus propias levaduras por un período de al menos un año. Embotellado sin filtrar, ha tenido un período de refinamiento en la botella antes de ponerlo a la venta. Es un vino blanco con una larga maceración con las pieles que le aporta un cuerpo estructurado y tánico, acompañado de un sinfín de aromas y sabores que expresan el carácter puro y auténtico de la cepa Garganega en ese territorio de suelos volcánicos, con notas a fruta de hueso, hierba seca y pedernal.

Albina 2016 – sistema vicentino “picaio” – 32,10 € – de este gran vino dulce apenas elaboran 1.200 botellas al año . Es un vino hecho con sus mejores uvas vendimiadas a mediados de septiembre. Los racimos se deshidrataron lentamente por un período de aproximadamente 6 meses colgándolos manualmente en las vigas de una antigua torre del s. XVIII bien ventilada, un sistema de pasificación que en Vicenza llaman picaio. Tras el secado, las uvas se cargan enteras en la prensa y se presionan suavemente durante unas 8 horas. De esta manera se obtiene un mosto concentrado con un rendimiento de aproximadamente 20% en peso. La fermentación se da con las levaduras autóctonas en los depósitos de hormigón. Después de la fermentación, pasa a madurar en contacto con las lías en viejas barricas de roble por un período un año aproximadamente. La estabilización es natural y se embotella sin filtrar ni clarificar. El resultado es un vino dulce espectacular, con una acidez energética que le aporta frescura y equilibro, con una boca densa y placentera con aromas y sabores intensos y complejos a piel de mandarina confitada, almendra tostada, miel, plantas aromáticas, frutos secos, café molido, la vainilla y hoja de tabaco.

Todos estos vinos puedes encontrarlos en nuestra tienda de la calle Diputació, 251 08007 BCN, ven a vernos o nos llamas al T. 934874002

0 Compartidos
También te puede gustar