Il Roccolo di Monticelli Cinciallegra 2018

24,96

” il nostro rifermentato dal cuore arancione” es su vino más fresco y jugoso del que hace unas 4.500 botellas, un vino blanco frizzante llamado Cinciallegra. Está hecho con uvas de la añada 2018 vendimiadas a principios de septiembre de las variedades Garganega y Trebbiano di Soave. La mayoría del la uva se prensó de forma directa y el mosto fermentó con sus levaduras salvajes en un depósito de acero inoxidable, sin control de temperatura. Una pequeña parte de la vendimia permaneció en contacto con las pieles durante dos semanas. Una vez el vino estuvo elaborado y conservado junto a las lías finas y sin agitar (lo que en Italia nombran en las etiquetas «sui lieviti»), se hizo refermentar de nuevo en la botella añadiendo mosto de las mismas uvas congeladas durante la vendimia y esperando a que en primavera la segunda fermentación se de de forma espontánea con la llegada del calor. En ningún momento de la elaboración el vino se filtró ni se clarificó, ni se añadió sulfuroso y tampoco se degolló, lo que llaman “col fondo”, ya que permanece en la botella junto a las lías, por lo que es turbio y tienen un ligero postgusto amargo. El resultado de esta elaboración es un vino espumoso hermanado con el estilo de espumosos llamados ancestrales, pero, en este caso, no están hechos con una sola fermentación, sino que están producidos con el tradicional «método familiar» italiano basado en refermentar levemente los vinos en la botella conservando una presión de carbónico baja, por debajo de 2.5 bar, y un también bajo contenido en alcohol (10,5 % vol), unas características que los hace igual que al resto de los llamados pétnats, siendo muy afrutados, jugosos y bebibles. En la boca se muestra sápido inicialmente y persistente al final, con una sensación de gas carbónico delicada y refrescante. Es bonito en aromas a piel de naranja, melocotón de viña y albaricoque, con notas a flores silvestres como violetas, a levaduras y cebada dulce, con un final salino, algo amargo y balsámico. Bébelo fresco sobre los 10 ºC.


más información

60 disponibles

Descripción

Silvia Tezza y su familia cultivan sus viñedos en la localidad de Colognola ai Colli, en las estribaciones del valle de Mezzane, provincia de Verona. Este Valle de Mezzane es una zona véneta famosa por los vinos de Valpolicella y Soave y siempre se ha considerado un territorio eminentemente agrícola y muy fértil ya que atesora infinidad de ríos y riachuelos.

Tras estudiar ciencias agrícolas y con la intención de recuperar los vinos sencillos y artesanales del pasado de su región, Silvia empezó a cultivar de nuevo las 4,5 hectáreas de viñedos familiares que estaban abandonados. Son viñedos que se habían plantado en las décadas 1960-1970 con las variedades locales blancas Garganega y Trebbiano di Soave y las tintas Corvina, Corvinone, Rondinella y Oseleta, parte de estas últimas variedades tintas plantadas más recientemente por ella.

En esta área del noreste de Italia el clima es bastante templado y húmedo por la barrera natural contra el frío que conforman al norte las montañas Lessini y los Dolomitas, y la influencia del agua que generan el gran lago de Garda al oeste y el mar Adriático desde el sur.

Los viñedos se encuentran en terrazas a unos 180 metros de altitud, en suaves colinas que van de Verona a Soave con una gran biodiversidad natural entre olivos centenarios, árboles frutales y monte bajo. Están conducidos con el sistema tradicional de la zona llamado Pergoletta Veronese, un sistema que eleva la planta evitando enfermedades de origen fúngico producidas por la humedad, a la vez que permite mayor exposición solar y genera bajos rendimientos en suelos fértiles.

Información adicional

Añada

Capacidad

75 cl

Productor