TENUTA MIGLIAVACCA – la granja autárquica de Francesco Brezza

0 Compartidos
0
0
0

SAN GIORGIO MONFERRATO / CUNEO / PIEMONTE / ITALIA

Francesco Brezza representa la cuarta generación de una familia de contadini que siempre ha trabajado en el pueblo de San Giorgio Monferrato, territorio de la província de Alessandria, en el Piamonte. La bodega se fundó en el año 1921 cuando Enrico Brezza adquirió Villa Signorile. Su hijo Andrea, en 1933 plantó los primeros viñedos. Luego, Luigi, hijo de éste y padre de Francesco,  aumentó la superficie de la finca a 35 hectáreas a principios de los años sesenta. Tras probar los incipientes agroquímicos que se estaban recomendando para el cultivo en aquellos años y comprobar que a él lo intoxicaban, y por tanto también al resto de organismos vivos, decidió prescindir de ellos. Por suerte conoció la asociación Suolo e Salute y se puso en contacto con Gianni Righetti quien en ese momento era el referente de la Biodinámica en Italia, un maestro que le ayudó a decidirse a ir poco a poco trabajando la finca siguiendo una metodología en Biodinámica. Era el año 1964, por lo que nos encontramos ante una de las primeras bodegas en Italia en aplicar los principios de la agricultura biodinámica convirtiéndose en inspirador para otros pequeños productores de la región.

Casale un tempo era la seconda città più importante del Piemonte, una sorta di Torino in miniatura e un importante avamposto dell’esercito dove stavano quasi ventimila militari. Infatti, prima che il mio bisnonno la comprasse nel 1921, la Tenuta era la residenza estiva di un ufficiale. Gli costò duecentotredici cambiali da mille lire. Poi nelle generazioni si ampliarono i campi attorno. Con mio nonno la proprietà arrivò a quattordici ettari, con mio padre a trentacinque, io adesso ne ho una decina a vigneto, circa trenta ad erba medica e altri quindici tra grano e orto. Casale storicamente è sempre stata una zona agricola, poi sono arrivate le industrie del freddo, dell’eternit e del cemento e si è trasformata”.

Una finca con diez hectáreas de viñedos, treinta hectáreas plantadas con alfalfa y otras quince entre trigo y huerta.

Francesco Brezza, su hijo, desde el año 1996 se hace cargo de la bodega. Ha seguido el trabajo de su granja bajo los preceptos de la Biodinámica manteniendo un sistema de agricultura integrado, promoviendo el policultivo y la ganadería diversificada, un sistema de granja autárquica que hace de su finca un pequeño paraíso en medio de las laderas del Monferrato. En su granja, toda la familia vive en una autosuficiencia vital en la que no falta de nada; cultivan cereales como el grano tenero y el orzo, huertos, alfalfa para alimentar a un montón de preciosas vacas y también tienen unas cuantas hectáreas de viñedo a partir de las cuáles hacen vinos maravillosos con mucho carácter y lugar. Es un sistema circular autosuficiente donde se produce y se consume en un ciclo cerrado y transforman la producción agrícola en compost orgánico para fertilizar la tierra. Su concienzudo trabajo cuenta con la certificación “Demeter” y pertenece a la asociación italiana Triple “A”.

“La empresa vive sola. Es autosuficiente. Como agricultores, nuestro patrimonio es el suelo, que se mantendrá vivo y vital gracias a la sustancia orgánica que produce el ganado, que se alimenta de la producción de la empresa de cebada, trigo y alfalfa. Esto es lo que se entiende por circuito cerrado. Tengo treinta cabezas de ganado que necesitan al menos de veinte a veinticinco hectáreas de tierra cultivable para su sustento… Luego, cada bovino le proporciona una sustancia orgánica en forma de abono con el que puede fertilizar aproximadamente una hectárea de tierra. Esta es la base de la biodinámica: toda realidad agrícola debe vivir como un organismo empresarial autosuficiente”

En el verano del año 2015 tuve la fortuna de poder ir a visitar a Francesco junto a mi queridísimo compañero de viajes vitivinícolas Antonio Giuliodori. Recuerdo que fuimos muy pronto por la mañana para evitar el sofocante calor. Tras dar una vuelta por los viñedos y la finca, mientras desayunábamos sus vinos con un riquísimo queso Parmigiano Reggiano, él nos preguntaba, con una bonita mirada escéptica, si nos gustaban… mamma mia… che buono! cuando salimos de allí tuvimos que para el coche, bajar y hablarlo porque teníamos el corazón a rebosar… Son vinos muy sencillos, pero son de esos vinos que te tocan en ese punto, que te emocionan por su autenticidad y transparencia, como si, por un instante, entendieras claramente qué es el vino, dónde está.

Tenuta Migliavacca está al sur de Casale Monferrato y de la ribera sur del río Po, en la provincia de Alessandria, al este de Turín, sobre la región clásica de la Langhe de los grandes vinos  piamonteses de Barolo y Barbaresco. Es una especie de paraíso rural de 50 hectáreas sobre las colinas de suelos calcáreo-arcillosos, compuestos por margas y una arcilla friable que retiene humedad, un tipo de suelo capaz de compactarse y endurecerse como una piedra. Allí están plantadas cepas de las variedades autóctonas Grignolino, Barbera y Freisa, unas 10 hectáreas en total de cepas conducidas en espaldera con sistema Guyot de las que produce unas 20.000 botellas al año. 

Barbera, Freisa y Grignolino

Sus vinos son lo opuesto a los “vinos de autor” de los grandes enólogos. Francesco elabora vinos sencillos y modestos con un perfil rústico, pero son tan auténticos y puros que cuando los bebes entiendes un montón de cosas que solo se pueden intuir, cosas como es el hecho de que hay personas que tienen el privilegio de trabajar la tierra con respeto y amor, sin más intencionalidad que la de tener un profundo conocimiento de su oficio que les permite conseguir alimentos ricos y sanos mientras conservan sano y perdurable el medio del que extrae los recursos para vivir.

En su minúscula bodega sólo hay unos pocos grandes botti de 60 hl de roble de castaño y otros de 40 hl de roble de Eslavonia, grandes fudres donde los vinos fermentan de forma espontánea con sus levaduras naturales y maduran largo tiempo. Todo el proceso es manual y natural, din artificios ni biotecnología, sin utilizar productos enológicos. Los vinos se embotellan sin clarificación ni filtración, sólo un poco de anhídrido sulfuroso en el embotellado (25-30 mg/l).

LOS VINOS EN MÓN VÍNIC STORE

Recientemente acaban de llegar de nuevo sus vinos. Actualmente en nuestra tienda tenemos las siguientes referencias:

Grignolino del Monferrato Casalese 2020 – De la maravillosa uva Grignolino tiene un total de 2 ha con una edad de unos 25-30 años con las que produce cada año unas 2000 botellas. Este precioso vinos está elaborado a aprtir de un despalillado total y una fermentación espontánea en botti de castaño de 60 hl con una corta maceración en contacto con los hollejos de unos 5 días. Tras la fermentación alcohólico el vino pasó a madurar en botti de roble de Eslavonia de 50 hl durante un año. Es un vino tinto delicado, de cuerpo fluido y lleno de frescor campestre, con sutiles aromas a fruta roja silvestre y hierba y flores frescas, en boca tiene un complejo gusto a tierra y una bonita sensación de amargor por la gran carga de taninos que tiene la variedad. Una locura preciosa que Francesco logra elaborar con mucha elegancia y sutilidad, un vino tinto perfecto para disfrurar este verano algo fresco, sobre los 12 ºC.

Barbera del Monferrato 2020 – De Barbera Francesco cultiva 7 hectáreas de viñedo de unos 35 años. De este vinos es del que más produce al año, unas 8000 botellas. Se elaboró mediante un despalillado completo y una fermentación alcohólica natural en botti de roble de Eslavonia de 60 hl, donde el vino permaneció con el sombrero macerando durante 15 días, sin añadir levaduras ni nutrientes y sin control de temperatura. La crianza la realizó en los mismos fudres durante un año aproximadamente. Es un vino tinto de cuerpo medio y estructura suave, con una boca jugosa y una acidez vibrante, un vino a rebosar de aromas a campo, tierra, frutos secos y fruta roja, perfecto para beber y beber, mejor algo fresco, sobre los 14-16ºC.

Barbera del Monferrato Superiore 2013 – Barbera proveniente de un viñedo de media hectárea de Barbera con cepas algo más viejas, sobre los 40-45 años, tambie´n sobre suelos arcillo-calcáeos. De esta barbera Superiore produce unas 2000 botellas al año. Se elaboró mediante un despalillado completo y una fermentación alcohólica natural en botti de roble de Eslavonia de 60 hl, donde el vino permaneció macerando durante unos 15 días, sin añadir levaduras ni nutrientes y sin control de temperatura. La crianza la realizó en los mismos fudres durante dos años. Es un vino tinto profundo y elegante, de complejos aromas a fruta roja siñvestre acompañada de capas y capas de bonitos aromas a sotobosque y matorral, con notas especidas, ahumadas, terrosas y a frutos secos. Un vino más serio para beber poco a poco en copas grandes para que vaya respirando, aunos 16 ºC, perfecto para ir de la mano con platos igualmente sabrosos e intensos como platos de pasta con carne, rustidos y asados.

Freisa 2020 – La uva Freisa con la que ha elaborado este vino proviene de una parcela de una hectárea con cepas de unos 30 años y suelo arcillo-calcáreo. La vendimia se despalilló y el mosto fermentó en las tinas de roble de Eslavonia de 40 hl con una maceración con las pieles de unos 15 días. Se estabilizó durante medio año en un depósito de acero inoxidable. Es un vino tinto con materia y presencia en boca, de sabores afrutados y terrosos, con notas balsámicas y terciarias como sotobosque, especias, flores secas…Disfrútalo algo fresco, sobre los 14-16ºC estará muy bien. Es un vino tinto de un bonito carácter rústico y redondo, con un complejo postgusto amargo, con aromas a fruta silvestre, piedras y especies, pura fruta al sol llena de tradición y autenticidad.

Freisa 2015 – Este vino ahora, siendo un 2015, ya tiene un bouquet precioso lleno de territorio y sol, con un perfume silvestre a fruta madura y bosque, una delicia de vino piamontés que puedes beber en cualquier momento ya que acompañará genial platos sabrosos como arroces de carne de aves de corral o con verduras a la brasa, platos con setas, pasta con ragú, con quesos maduros de pasta de corte…  Disfrútalo algo fresco, sobre los 16ºC, y deja que se abra poco a poco.

Todos estos vinos puedes encontrarlos en nuestra tienda de la calle Diputació, 251 08007 BCN, ven a vernos o nos llamas al T. 934874002

0 Compartidos
También te puede gustar