Julien Courtois – calcaires de Beauce et sables de Sologne

0 Compartidos
0
0
0
LA COUR MOREAU / SOINGS-EN-SOLOGNE / VALLÉE DE LA LOIRE / FRANCIA

L’histoire commence ici, au cœur de la Sologne, où nous cultivons 4,5 hectares de vignes et proposons 7 cépages différents.

Viticulteurs depuis de nombreuses générations, c’est de mon père Claude Courtois, que je tiens le goût des vins naturels.

De la vigne à la cave, la culture et la vinification sont naturelles.

L’objectif est de vous faire découvrir des cuvées authentiques au caractère étonnant et singulier. 

Julien Courtois es hijo del gran Claude Courtois del mítico Domaine Les Cailloux du Paradis, de quien aprendió el oficio de viñador. Fundó en 1998 su bodega particular Clos de la Bruyère, al lado de la bodega familiar, en Soings-en-Sologne, en Cheverny, al Sur de Blois y al Este de Amboise, en el Departamento del Loir-et-Cher de la región vitivinícola de Touraine (Centre-Vall del Loira). En esta región de Cheverny el clima es continental pero con fuertes influencias que variarán según la añada de un clima oceánica debido a la proximidad del Océano Atlántico; de la influencia del gran río Loira y su afluente Cher; y de la presencia de una masa enorme de bosques.

CALCAIRES DE BEAUCE ET SABLES DE SOLOGNE

Este territorio forma parte de la gran Cuenca Parisina, cuenca que conforma una enorme región geológica sedimentaria que comprende todo el centro-norte de Francia. Aquí la orografía está formada por suaves colinas que generaron los ríos y las cepas se sitúan en las laderas con suelos sedimentarios arcilloso-calcáreo o arcilloso-silíceo. Todos estos tipos de suelos están sobre un subsuelo de piedra caliza, en las partes más llanas sobre el característico tuffeau que domina los terrenos del río Loira y sus afluentes. Este subsuelo de piedra caliza está compuesto por sedimentos marinos originados en dos etapas en la escala temporal geológica: un primer suelo calcáreo se generó en la Era Mesozoica en la que, en el período Cretácico, el mar depositó gruesas capas de tiza, marga, arena y arenisca, y, posteriormente, en la Era Cenozoica, en la que, durante el Eoceno, la sedimentación depositada en el fondo de los lagos formó las calizas lacustres de Beauce en el valle de Cher, las llamadas Calcaires de Beauce. El territorio de Sologne, donde están los viñedos de Julien Courtois, es, de hecho, un área de subsidencia de esta plataforma calcárea de Beauce. Pero aquí, demás se da la individualidad de que el río Loira y sus afluentes fueron erosionando las rocas de las laderas de granito del antiguo Macizo Central y los depósitos detríticos se acumularon sobre este subsuelo calcáreo en la depresión del Sologne hasta alcanzar espesores de 300 metros. Éstos depósitos son suelos de arcillas y arenas de granito que forman un mosaico de suelos complejos y muy pobres con gran cantidad de silex, los llamadas Sables de Sologne.

CLOS DE LA BRUYÈRE

Hoy en día Julien cultiva junto a su pareja Heidi Kuka 4,5 hectáreas de viejos viñedos plantados sobre estos suelos con cepas de 7 variedades autóctonas diferentes. Muchas de estas vides están sin estar injertadas y algunas variedades son tan escasas como Menu Pineau y Gascon. También hay plantadas Côt, tipos de Gamay diferentes, como Gamay Chaudenay y  Gamay Franc de Pied, y las blancas Romorantin, Chardonnay y recientemente han plantado media hectárea de Chenin Blanc.

Al igual que su padre, su trabajo está enfocado en elaborar vinos naturales y puros a partir de una agricultura manual y orgánica sin la utilización de productos químicos ni maquinaria, un tipo de cultivo minucioso y dedicado con el que consiguen muy bajos rendimientos, unos rendimientos que permitan llegar a alcanzar un fruto de gran calidad con una concentración y un equilibrio de madurez óptimos. Con este trabajo artesanal y regenerador del ecosistema consiguen que en sus viñedos se encuentre una gran diversidad de flora y fauna que permite crear un lugar vivo y sano. De este lugar obtienen una uva con las que producen vinos llenos de energía y profundidad, con un carácter muy individual, vinos que se desarrollan de manera plena en la boca, los blancos jugosos y con extracto, lo tintos más fluidos y abiertos, pero todos complejos, profundos, alargados y con una acidez vibrante.

Cada año hace generalmente 6 vinos, de 8.000 a 10.000 botellas, y lo hace con la menor intervención posible en la bodega, de forma tradicional y simple, las fermentaciones son espontáneas y sin control de temperatura, en contacto con las lías y sin aditivos enológicos. Todos los vinos están madurados en barricas viejas durante un año – año y medio. Los vinos se embotellan sin filtrar y sin clarificar y sin o con una pequeña dosis de sulfuroso.

Nos cuvées sont réalisées dans le respect de la nature et leurs couleurs varient en fonction des années. Certaines années, elles peuvent être plus ou moins botrytisé et donc présenter une couleur ambrée, ce qui ne change pas la qualité du vin.

LOS VINOS EN LA STORE

Vin de France Autochtone 2015 Blanc – elaborado con uva Romorantin de un viñedo de unos 20 años.

Vin de France Originel 2015 Blanc – Menu-Pineau (Orbois) elaborado con uva de un viñedo de unos 55 años.

Vin de France 100 % 2015 Rouge – elaborado con uva Gamay de unos 60 años.

Vin de France Elements 2015 Rouge – elaborado con uva Gamay Chaudenay de un viñedo de unos 55 años

Vin de France Ancestral 2015 Rouge – elaborado con uva Côt, Gamay Franc de Pied y  Gascon de un viñedo de 20 a 40 años de edad,

Todos estos vinos puedes encontrarlos en nuestra tienda de la calle Diputació, 251 08007 BCN, ven a vernos o nos llamas al T 934874002

0 Compartidos
También te puede gustar