MAISON EN BELLES LIES

0 Compartidos
0
0
0

Maison en Belles Lies es la bodega que Pierre Fenals tiene en el pueblo de Saint-Aubin, situado en la Côte de Beaune, en  la parte sur de la Côte D’Or de la región de Borgoña. Actualmente también cultiva parcelas en las pueblos de Santenay, Monthelie y Corton, incluida una pequeña parcela en Le Corton.

Después de una larga vida en la ciudad de París dedicándose profesionalment al mundo de la biología molecular y la bioquímica y, posteriormente, a la industria de la moda y la confección, a los 51 años Pierre decidió seguir su ilusión por elaborar vino en la Borgoña. Se trasladó a esta zona para convertirse en un vigneron tradicional que trabajaría la tierra y la vinificación de forma artesanal y respetuosa siguiendo los métodos de la Biodinámica, una filosofía de trabajo que llevaba ya años asimilando. En el año 2001 vendió su empresa en París y en el 2002 compró sus primeras 2,5 hectáreas de vides en el pequeño pueblo de Maranges y en Haute Côtes de Beaune. Mientras estudiaba viticultura y enología en Beaune y Dijon, Pierre estuvo en contacto con otros viticultores artesanales de la región como son Matthieu Lapierre (con quien estudiaba), Jean-LouisTrapet y especialmente Emmanuel Giboulot, con quien estuvo años trabajando, quienes le ayudaron en el proceso de poner en marcha su bodega. En 2009 se instaló en Saint-Aubin y nació su bodega Maison en Belles Lies.

Actualmente, tiene 7 hectáreas con cepas de una edad media de 50 años, la mitad de las cuales son de su propiedad y la otra mitad están alquiladas. Son pequeñas parcelas repartidas en diez denominaciones en la Côte de Beaune, situadas a unos 250 metros de altitud, fuertemente condicionadas por el marcado clima continental de esta región y por el dominador común de compartir un suelo básico de margas arcillo-calcáreas, suelo de sedimentos aluviales sobre un lecho de roca caliza procedente de la escala temporal geológica del llamado Jurásico Medio (Calloviense).  

Cultiva sus viñedos manteniendo el equilibrio natural mediante métodos en Biodinámica y Permacultura. Utiliza cubierta vegetal, métodos de compostaje, preparados biodinámicos y otras prácticas complementarias como extractos vegetales. Consigue unos rendimientos muy bajos y unas maduraciones lentas consiguiendo así una uva de excelente calidad y una madurez fenólica perfecta que le permiten trabajar en bodega de una manera muy suave, lenta y poco intervencionista. Trabaja de la forma tradicional de la región, utilizando el racimo entero (sin despalillar) para las fermentaciones de los vinos tintos, vinificando mediante fermentaciones espontaneas con las levaduras propias, sin control de temperatura, sin utilizar ningún producto enológico, tampoco anhídrido sulfuroso, siendo las lías y su poder reductor y limpiador la única herramienta esencial durante toda vinificación que utiliza Pierre para luchar ante la oxidación y los posibles problemas que puedan surgir. Los vinos se maduran en barricas de 500 Litros de madera usada (de 7 a 10 años) durante un año generalmente,  aunque algún vino puede hacer algunos meses más según su evolución.  

Sus vinos te llenan el cuerpo de fruta sedosa y elegante, son opulentos en materia, pero se expresan ágiles y fluidos, como sin peso, vinos equilibrados y definidos que expresan cada uno de ellos plenamente su terruño de procedencia, desde su Beaujolais o su Hautes Côtes de Beaune, accesibles en su juventud, a los vinos de guarda como su Corton Lieu-dit Charlemagne. Vinos que muestran una gran calidad y profundidad,  puros y a la vez accesibles, dejan ver un saber hacer de alguien que, partiendo de una formación como científico, ha encontrado en la cultura del medio agrario basada en la observación, la aceptación y la mínima intervención, una manera de crear vinos de calidad vivos y estrechamente ligados a las tradiciones más antiguas de esa maravillosa región vitivinícola.  

LOS VINOS EN MÓN VÍNIC STORE

0 Compartidos
También te puede gustar