Categorías
HISTORIAL CLUBS 2020

CLUB 50 LADY PRUÏNA ENERO 2020

Claus Preisinger Kalkundkiesel Rot 2017

Gols / Burgenland /Austria

Claus Preisinguer es un joven viticultor que elabora vinos en la región de Burgenland, en las tierras Pannobile, región de la costa noreste del lago Neusiedl. Retomó la bodega que tenía su padre a finales de los años 90 tras estar un tiempo trabajando con Hans Nittnaus. Su primera añada comercializada fue la del 2000 y desde entonces ha ampliado las 3 hectáreas de su padre hasta las 19 hectáreas de viñedos que cultiva hoy en día. Sus terrenos, plantados principalmente con las cepas autóctonas tintas (90%) Zweigelt, Blaufränkisch, St. Laurent y las blancas (10%) Grüner Veltliner y Weissburgunder, se extienden a través de 64 pequeñas parcelas repartidas en las localidades de Weiden, Gols y Mónchhof. Los tipos de suelos que hay en estas parcelas son algunos con más componentes calcáreos (kalk) y otros con gravas (kiesel), tipos de suelos que aparecen siempre en los nombres de sus vinos subrayando la gran influencia que tienen en la estructura de éstos.
Pese a ser uno de los vinateros austriacos más seguido y respetado por la calidad de sus vinos, tiene una pasión por el vino insaciable y está siempre en continuo dinamismo y experimentación buscando nuevas líneas de trabajo para encontrar diversas expresiones entrono a la elaboración de sus vinos artesanales, vinos que puedan llegar a ser una clara y variada representación del territorio del Burgenland. Con un activo y minucioso trabajo cultiva sus viñedos de forma orgánica y equilibrada siguiendo los preceptos de la Biodinámica con cobertura vegetal, compost, plantas homeopáticas… Con ello consigue una uva sana y de gran calidad que le permite en la bodega realizar en las vinificaciones solo aquellas intervenciones imprescindibles y dar la mayor libertad posible a la evolución natural de los vinos durante todo el proceso de fermentación y crianza. Esta forma de trabajar le permite crear vinos excepcionales, individuales y auténticos como este que te envía Lady Pruïna.

¿CON QUÉ, CÓMO Y CUÁNDO LO BEBO?

Este vino tinto Kalkundkiesel Rot 2017 está elaborado con las variedades tintas Zweigelt y Blaufrankisch y una pequeña parte de alrededor del 20% de uvas blancas. La fermentación se hizo de forma espontánea con las levaduras nativas en pequeños depósitos de acero inoxidable y después pasó a madurar en barricas usadas durante unos meses. Se embotelló sin clarificación ni filtración y con una pequeña dosis de sulfuroso. Con apenas 12% vol de alcohol, es un vino tinto de perfil ligero y delicado, muy fresco y afrutado, con un sutil perfume a frutas rojas, remolacha y violetas… pura fruta del norte. Por su baja graduación y perfil fino, es un vino perfecto para beber sólo, pero si quieres que acompañe alimentos, por su acidez y por no ser demasiado tánico, en general combinará bien con platos donde haya componentes ácidos y grasos, no muy intensos como platos de pasta, verduras a la brasa, arroces de carne de ave, patés y rillettes, fiambres y embutidos… y estará tremendo con algún plato típico austriaco como un filete de ternera Tafelspitz acompañado de rábano picante o Selchfleisch (carne ahumada) con Sauerkraut (col agria).

Strekov 1075 Frankovka 2016

Strekov/ Nitra / Bratislava / Eslovaquia

Strekov es un pequeño pueblo de Eslovaquia que se encuentra en la región de Nitra, distrito de Nové Zámky, en la parte sudoeste del país, cerca de la frontera con Hungría. Allí, desde el 2002 Zsolt Sütő y Tibor Melecsky cultivan 12 hectáreas de viñedos repartidos en diferentes pequeñas parcelas situadas en las terrazas de las colinas de Pohronská Pahorkatina, en las tierras bajas del Danubio, un lugar lleno de campos de cultivo y bosques de robles y acacias, un territorio precioso con estanques y marismas que crean un microclima húmedo y temperado único. El nombre de la bodega de Zsolt contiene el número 1075, que es la fecha de la primera anotación escrita sobre el pueblo de Strekov. Él dice que incluir esta fecha en el nombre de la bodega “es una expresión simbólica de nuestra lealtad a la tradición, a la naturaleza y a los valores en el cultivo de la uva y en la elaboración del vino Strekov”.

Viñedos en las terrazas de las colinas de Pohronská pahorkatina

Los viñedos los fueron recuperando poco a poco desde el inicio del proyecto y tras 7 años de trabajo consiguieron cultivarlos de manera totalmente orgánica y tradicional a mano y sin utilizar productos químicos y con muy bajos rendimientos sobre los 25hl / ha, obteniendo así un equilibrio natural y sanador en los viñedos. Son terrenos plantados con cepas de antiguas variedades de uvas autóctonas de la Europa Central como la Rizling Vlašský (Welschriesling), Veltlínske Zelené (Grüner Veltliner), Modrý Portugal, Frankovka modrá (Blaufränkisch), Dunaj, Alibernet, Furmint y Svätovavrinp. Gran parte de las cepas están dirigidas en vertical como enredaderas con los tradicionales postes de madera que se han utilizado siempre en la región para conducir las cepas en altura. En las capas superiores del viñedo los suelos consisten principalmente en arcilla franco-limosa sobre un terreno más pobre compuesto por sedimentos marinos, areniscas y vetas de piedra caliza. Las capas más profundas del suelo son de arcilla amarilla y azul grisácea.


En la bodega, los vinos fermentan de forma natural y lentamente en barricas viejas y tinas de madera abiertas sin ningún aditivo y sin control de temperatura o intervención mecánica, un tipo de elaboración intuitiva y sencilla que sigue los antiguos métodos de producción de la región. En los últimos años Zsolt se está dedicando más a reproducir estos métodos ancestrales de vinificación del vino natural, por eso deja macerando los vinos blancos largos periodos en contacto con las pieles, otros los mantiene protegidos con gran parte de las lías en la botella como su Nigori, e incluso algunos los envejece mezclando diferentes añadas bajo un velo de levaduras como su vino Porta #3. Todos los embotella con sus sedimentos, sin filtrar, sin clarificar y sin añadir azufre… como explica Zsolt, “la larga maduración del sedimento sin el uso de azufre garantiza un fuerte carácter de terruño en nuestros vinos”. Este trabajo tan puro y dedicado genera unos vinos naturalmente fuertes y estables, que respiran pero no se oxidan, vinos como se han hecho siempre allí.

¿CON QUÉ, CÓMO Y CUÁNDO LO BEBO?

Su vino Frankovka 2016 que te envía este mes Lady Pruïna es una locura de vinos tinto elaborado con la uva Frankokva modrá, la Blaufränkisch austríaca. Proviene del viñedo llamado Údolie Márie, un viñedo con muy bajo rendimiento del que apenas se vendimian medio kilo por cepa. Para su elaboración el mosto fermentó durante tres semanas en cubas de madera abiertas y maduró durante nueve meses en barricas viejas de 500 litros. Es un vino tinto de perfil fresco y ágil con 13% vol. alcohol, de carácter profundo, complejo y con cierta tensión vegetal, pura energía de fruta y suelo. Bébelo fresco sobre los 16ºC y en copas grandes. Lo puedes tomar solo porque es delicado y refrescante, pero si quieres combinarlo con comida, estará muy bien con platos de carne blanca y de cerdo, con platos de pasa, con patés, quesos de pasta blanda… pero estará más que bien con algún plato eslovaco como un Bryndzové halušky, un plato de ñoquís de patatas con queso de oveja y bacon frito….

¿Quieres saber qué vinos contiene el Club 70 este mes?